jueves, 24 de abril de 2008

Tres rosas huérfanas


He escrito esta crónica de ayer y me siento más espesa que nunca, espero que me perdonéis, ha supuesto un denodado esfuerzo. Ahí va.

Ayer, 23 de abril, día del Libro, día de Sant Jordi, coincidió con nuestra reunión, y como siguiendo un ciclo tácito, una de nosotras, Emedelaté se marcó el detalle, recibido con gran algazara por parte del resto de las contertulias, de presentarse, cual personaje en visita oficial, con un magnífico presente: una rosa para cada una. Desgraciadamente, y por cuestiones quizá laborales, quizá de logística, quizá por compromisos familiares, algunas rosas quedaron huérfanas, huérfanas para siempre, ese estado que ya no se abandona nunca, huérfanas… Gracias, Maribel, quedamos siempre tuyas.
Ya centrándonos en la reunión, flotaba en el ambiente un desasosiego, como una desgana. Echamos de menos las tardes con pan y chocolate y Enid Blyton –según he leído una literatura que engorda y no alimenta- la pasión con que se leía, y añoramos los estremecimientos de placer con nuestras lecturas infantiles y juveniles con autores del mismo tenor. No añoramos, como otros a Salgari –yo, al menos-, ni al capitán capitán Ahab… siempre nuestra pobre formación literaria. Ahí debemos envidiar al protagonista de nuestro libro, rodeado de estos por todas partes, en compañía de eruditos, de premios Nobel, y sin embargo nosotros con nuestra pobre literatura de barrio.
Fuimos, ayer, lectores con afán de supervivencia literaria, somos lectores, a veces, como las rosas, huérfanos, necesitados de autores nos conmuevan, que nos inquieten, que nos apasionen, que nos estremezcan... Pero los libros –muchos- son como cualquier buen día: están bien pero siempre les encuentras el fallo: o llueve, o no aparcas, o te manchas. ¿Cuántos días salen redondos de verdad, si no eres niña? ¿Cuántos libros salen redondos, de verdad, si no eres niña?
En cuanto al libro, Una historia de amor y oscuridad, seguimos dando vueltas principalmente, más al problema judío: ¿cuántas masacres, éxodos, pogromos, exilios, expulsiones, han sufrido a lo largo de la historia? ¿Y por qué? The Cat, más abajo da una serie de razones, digamos, tradicionales, de su perpetuo destino, pero ¿son razones suficientes para tal ensañamiento? No conseguimos desentrañar que tal odio ancestral, dos mil años después, pueda desatar el horror que representó para los judíos, por ejemplo, el nazismo, la revolución bolchevique, etc. También hablamos del uso y abuso que de estos hechos ha hecho este pueblo.
Del tema del ayuntamiento, nada de nada. Es posible que los dineros comunitarios estén mejor gastados en otras cosas de tipo más pedestre que en cultura.
Y para finalizar, las felicitaciones a la Enana por su debut blogguiano, y el agradecimiento a nuestra anfitriona, colmándonos de atenciones. Despedia y cierre. Sed benevolentes con mi espesura.

12 comentarios:

Mdelaté dijo...

Hoy mi dia no ha sido nada redondo, más bien ha sido como una estrella de 5 puntas clavándose en la planta del pie allá por donde fuera. Tu estarás espesa (según tu), pero yo después de tanta ebullición casi me evaporo. No tengo ganas de naaaaaaaaaá.

The cat dijo...

Más que espesura te adorna la galanura.

Sólo apercibirte de que en la reunión también se habló de :
Los sueños eróticos.
Esas vivencias de la noche marmota, que una no puede detener, tampoco quizás lo intentáramos si cupiera (Uy qué palabra tan concupiscente) la posibilidad.

Y así, todas ufanas, en nuestros puestos de trabajo, en nuestras cosas y casas, y alegando ante un súbito enrojecimiento, cual el de la tía de Amos Oz que enrojecía más cuanto más roja se ponía hasta ponerse violeta, cuando nos topetamos con la purita vergüensa de cruzarnos con el pinche huevon con el que soñamos la noche anterior ahorita ya puesto e impuesto, que no necesariamente apuesto, en su atuendo de puro señor, uf! alegando un sofocón... de esos... que dicen... propios de la edad ...

Y la pregunta ¿Hemos sido actrices de otros sueños en un amago de desbancar a todas las damas de las camelias sin siquiera saberlo?

En fin, nos hemos echado unas risas a costa de los vaivenes de la mente entre los sopores del sueño.

Parte seria del comentario, libro erótico recomendado: El amante de la china del NOrte, de Marguerite Duras.

Anónimo dijo...

¡Cochina!

Anónimo dijo...

¡Lávate esa mente!

The cat dijo...

Esta nominación y esta propuesta deberían ir destinadas a todos los miembros del club no sólo a quien lo cuenta, ¿no? .AUnque antes me gustaría también me explicaran dónde está la cochineria porque yo no la veo.

Mdelaté dijo...

Es muy fácil tirar la piedra y esconder la mano, además tal vez la suciedad de la mente está en el que lo imagina o interpreta y no en el narrador que lo cuenta, más bien pareciamos quinceañeras que maduritas calentonas. No me gustan los anonimos, no sé como lo tengo que decir, hombre ya.

Mdelaté dijo...

Más literatura erótica recomendada El amante de Lady Chaterley.Y mira no sigo porqué me estoy encendiendo, no vaya a ser que explote.

McCorroe dijo...

Estoy pensando en el asunto de los anónimos,que dices que no te gustan, que te veo un poco descolocada.
A mí, la idea de los anónimos no me parece en absoluto descabellada. Pensando, -creo que nunca los he utilizado-, me parecen útiles, yo no siempe quiero ser McCorroe, pero este invento no me permite ser otro personaje. He intentado cambiar pora un solo artículo o comentario y es imposible, cambiamos todas las maccorroes.
Y en un universo tan cerrado como este,el bloggiano, ya tan estereotipado, que ya ni te puedas salir de tu personaje, con el anónimo puedes introducir un elemento nuevo, el anónimo dice otras cosas que son tuyas, pero no de tu personaje, cosas que no "cuadran con tu personaje", que es en lo que nos hemos convertido, y puede ser, pienso, enriquecedor.
Un anónimo nos permite, un poco de mear fuera de tiesto, introducir un nuevo actor, jugar; salirse de los convencionalismos a los que estamos sujetos -pensando que somos algunos de nosotros- creo que es, incluso, beneficioso.
Yo, desde luego, me lo tomo con humor.
Además, el anónimo identificado, pierde su idiosincrasia, es como una jirafa sin cuello, como un paso de cebra sin rayas, como una sartén sin el mango, como un taburete sin patas.
Y por supuesto, escrito este desde el humor, quede con gracia o sin ella.

Mdelaté dijo...

Tengo la necesidad de daros una explicación. Se trata de una extraña reacción que tuve al leer los comentarios anónimos tanto en este articulo como en el de Santuario, sé que es algo irracional, pero tuve la misma sensación que si me acabaran de pasar un sobre por debajo de la puerta diciendomé que me estaban vigilando, o de que me hubieran hecho una llamada amenazadora por alguien que no diera a conocer su indentidad, os juro que me temblaron las piernas. Supongo que sonara a rayada total y que es una reacción desmesurada -espero-. ¿Creeis que debería preocuparme?, porqué aver si voy a tener que firmar como "la trastorná"

cuore dijo...

Los estados de ánimo y las emocionde ánimo y las emociones están en constante evolución y cambio.Para la mayoría de las personas estos cambios y oscilaciones emocionales se enmarcan dentro de unos límites predecibles y ante situaciones más o menos conocidas,lo que les permite ejercer cierto grado de control sobre las mismas.Sin embargo otras personas se muestran aparentemente ‘incapaces’ de ejercer cierto control y gobierno sobre sus propias emociones.Bien por su duración,por su intensidad,por su frecuencia o por su aparente ‘autonomía’,estos sentimientos ‘escapan’ a su control,interfiriendo de forma significativa en todos los ámbitos de su vida,alcanzando la categoría de patológicos,con consecuencias potencialmente letales para el sujeto.
EL TRASTORNO MANÍACO-DEPRESIVO

Mdelaté dijo...

Cuore, amore, agradezo tu explicación y tus buenas intenciones, ahora estoy muxo más tranquila.

tomate dijo...

prueba