viernes, 13 de junio de 2008

Fruta madura

Querido diario: Ayer fué mi cumpleaños, contundente, redondo, mondo y lirondo, un número de los que marcan un antes y un después, un punto de inflexión, un saber que ya va quedando menos, que cada poco da menos lástima si te vas a Tombuctú. Pero aún así tengo una buena sensación, tengo un buen balance, hasta ahora la vida me ha tratado de puta madre y lo digo convencida, aprovecho la ocasión para agradecer a todo aquel que ha hecho posible que así sea. Para que todo el mundo lo sepa acabo de cumplir 50 añazos,¿a que no lo parece? decirme que no, por favor, o que si que más dá lo importante es cumplirlos así de bien.
A partir de ahora si no escribo más será por falta de tiempo, por pereza o por dejadez, porqué me han regalado para mi solita, el instrumento sobre el que estoy tecleando en este momento, ahora solo faltan las ganas o la inspiración.

5 comentarios:

McCorroe dijo...

Durante segundos, ayer, a lo largo del día rafagueó por mi cabeza tu aniversario de pertenencia a este mundo, confesándote que no llegué a atrapar tan redonda y rotunda cifra.
Espero que tu siguiente tanda de años acapare hasta un rotundo 50 más, y nosotros que lo veamos y sobre todo, nosotros que lo leamos.

The cat dijo...

Muuuuuuuuuuuuchas felicidades
a tí, Mdelaté.

Y efectivamente,
estas hecha un pimpollo
¡j’a mia que envidia¡

Lo dicho, que seas enormemente feliz, porque seguro seguirás currándotelo, como hasta ahora, cada día, hasta los 101 (y que se jodan los dálmatas) y, de paso, darnos la enhorabuena por conocerte , porque de ese balance tuyo tan positivo ten por seguro que nosotros los que te tenemos cerca, debemos ser los agradecidos porque salimos beneficiados al contarte entre nuestros amigos.

Y Dios me hizo mujer
---------------------
Y Dios me hizo mujer,
de pelo largo,
ojos,
nariz y boca de mujer.
Con curvas
y pliegues
y suaves hondonadas
y me cavó por dentro,
me hizo un taller de seres humanos.
Tejió delicadamente mis nervios
y balanceó con cuidado
el número de mis hormonas.
Compuso mi sangre
y me inyectó con ella
para que irrigara
todo mi cuerpo;
nacieron así las ideas,
los sueños,
el instinto.
Todo lo que creó suavemente
a martillazos de soplidos
y taladrazos de amor,
las mil y una cosas que me hacen mujer todos los días
por las que me levanto orgullosa
todas las mañanas
y bendigo mi sexo.

Gioconda Belli

El Coyote dijo...

Muchas felicidades! Pero tengo que decirte que me has dejado de cartón-piedra con la cifra.
Para mí, las personas con las que trato habitualmente son de mi edad. (Diga el DNI lo que diga, yo te echo 27). FELICIDADES!!!

Mdelaté dijo...

Así da gusto cumplir años, seguir regalandome los oidos por favor.

tronky dijo...

Muchas felicidades,la verdad es que estás estupenda,yo te hacía 49,jajaja es broma de verdad enhorabuena y que sigas tan guapetona y tan simpática. Te lo dice una que es abuela.besitos varios.