lunes, 7 de enero de 2008

Viento


Sopla el viento
alborotando recuerdos.
Lucho por caminar en línea recta.
Se hincha y bufa,
no me deja.
Me vuelo,
se me llevan las cometas.

Camino sobre él,
hacia un mar de deseos.
Este viento…
que se mete hoy en mi oreja
si yo supiera escuchar!
me traería voces,
oiría los besos de despedida,
besos de la mar … besos de la vida.

5 comentarios:

McCorroe dijo...

Terapias

--------------------------------------------------------------------------------

Un cronopio se recibe de médico y abre un consultorio en la calle Santiago del Estero. En seguida viene un enfermo y le cuenta cómo hay cosas que le duelen y cómo de noche no duerme y de día no come.

-Compre un gran ramo de rosas- dice el cronopio.

El enfermo se retira sorprendido, pero compra el ramo y se cura instantáneamente. Lleno de gratitud acude al cronopio, y además de pagarle le obsequia, fino testimonio, un hermoso ramo de rosas. Apenas se ha ido el cronopio cae enfermo, le duele por todos lados, de noche no duerme y de día no come.

Este poema sirve como hermoso ramo, que espero no regalarte.

McCorroe dijo...

Lo llamo poema porque eso se me parece, que no debe de serlo, pero es como lo he leído.

la indocta dijo...

Yo, sinceramente, con toda la humildad del mundo creo que no he entendido muy bien el comentario/mensaje;
Sería quizás buena idea abrir desde aquí, iniciar ahora, en este momento y lugar, debate, discernimiento, polémica, controversia, razonamiento, etc. etc, sobre cómo entendemos cada uno/a de nosotro/as esta cortazariada cronopial.
La curiosidad me mata, yo también prometo reflexionar y con mis luces y las vuestras atrapar sapiencia y doctrina de la que soy incapaz sin la ayuda de vuestra pericia intuitiva y sagaz.

McCorroe dijo...

Los comentarios sobre cronopios, vientos que te gritan a la oreja que se precien, desd eluego, tienen que ser crípticos. Aún no sé si he estado a la altura.

Mdelaté dijo...

Llevo mucho retraso en esto de los comentarios y parece que no me entero de algo. Para empezar creo que el poema es muy intimo y dificil de desentrañar, se pueden hacer interpretaciones, pero creo que solo la autora sabe de que está hablando exactamente, por lo queno alcanzo a entender lo del ramo que espera mccorroe no regalar.
Lo de los cronopios siempre es bonito, pero si traslado el espiritu cronopial a los terrenales humanos, me pongo de los nervios, conozco personas que son un poco así y repito que en un humano me irritan, ahora como mera literatura me parece una genialidad y muy divertido.