domingo, 6 de enero de 2008

Ay, otras muchas historias



"Yo no sé, mira, es terrible cómo llueve. Llueve todo el tiempo, afuera tupido y gris, aquí contra el balcón con goterones cuajados y duros, que hacen plaf y se aplastan como bofetadas uno detrás de otro, qué hastío. Ahora aparece una gotita en lo alto del marco de la ventana; se queda temblequeando contra el cielo que la triza en mil brillos apagados, va creciendo y se tambalea, ya va a caer y no se cae, todavía no se cae. Está prendida con todas las uñas, no quiere caerse y se la ve que se agarra con los dientes, mientras le crece la barriga; ya es una gotaza que cuelga majestuosa, y de pronto zup, ahí va, plaf, deshecha, nada, una viscosidad en el mármol.
Pero las hay que se suicidan y se entregan enseguida, brotan en el marco y ahí mismo se tiran; me parece ver la vibración del salto, sus piernitas desprendiéndose y el grito que las emborracha en esa nada del caer y aniquilarse. Tristes gotas, redondas inocentes gotas. Adiós gotas. Adiós."
Julio Cortázar


Ay, hay tantas palabras después del desierto,

ay, aquí tenéis lluvia, dejada de antes, Julio Cortázar;

ay, otro nos enseñará la lluvia

ay, hay tanto que no hemos visto que un solo desierto no puede paralizar.

Ay, hay tantas otras lluvias,

ay, hay tanto otros deseirtos,

ay, hay tantas frutas ácidas, amargos frutos, uvas placenteras...

Ay, y hombres que cuentan sus frustada relación,

ay, hombre maduro que elige mal

y nos mira desde su miembro.

Ay, cuántas historias.

7 comentarios:

Ricardo Fernandes dijo...

Mui belo ...

McCorroe dijo...

Gracias, Ricardo.

Mdelaté dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mdelaté dijo...

Que, pena que no nos va a dar tiempo a todo.

The cat dijo...

Tendremos que tirarnos a por Julio Cortazar, a la vista de esta descripción del suicidio de las gotas de lluvia tan encantadora. Porque encanta, del verbo hechizar, que alguien, hablando/escribiendo de esas cosas que estas cansada de ver, sea capaz de deslumbrarte y entonces dices: ¡Joder,es verdad!
Lo llevo viendo cada día, millones de días y sin embargo me lo enseña, me lo muestra de repente ahora, toda esa belleza que yo miraba, veía, pero no sabía que existía y es como una caja, un regalo que se abre después de haber estado cerrado largo tiempo.

Mdelaté dijo...

Que susto me has dado,"cat", pensaba que querias que nos tiraramos a Julio Cortazar, y a estas alturas la verdad no me apetece mucho.

Mdelaté dijo...

Julio Cortazar. (1914-1984)